Estamos en verano. ¡Por fin! Todos tenemos unas ganas inmensas de disfrutar del buen tiempo, del calor, de la playa, de la montaña, con la familia y los amigos… Llevamos más de un año viviendo una situación tan rara que parece que el verano sea el antídoto a esos meses de encerramiento que nos ha tocado vivir para frenar el avance de la pandemia. Parece que la situación ahora sí que empiece a estar controlada y apetece (y mucho) disfrutar de cada día, de cada minuto, haciendo lo que más nos gusta.

Muchos de vosotros sois amantes de pasar tiempo con los vuestros, de disfrutar al aire libre. Y qué mejor que hacerlo subidos a una bicicleta. La tecnología avanza y eso nos ha permitido que todos, familia o grupos de amigos enteros, podáis disfrutar de una jornada montados en una bici. Y eso gracias a las ebike

Normas de circulación de las ebikes

  • Es obligatorio el uso de casco en vías interurbanas y carreteras, mientras que en ciudad no. 
  • Está prohibido con una ebike circular por las aceras.
  • Si se circula de noche, es obligatorio el uso de luz blanca delante y roja detrás. 
  • No es necesario tener licencia, pero sí conocer y respetar las señales de tráfico. 
  • Tampoco es necesario contar con un seguro de daños a terceros ni pagar ningún impuesto de circulación.
  • A diferencia de una bicicleta estándar, las bicis eléctricas deben estar homologadas por el Ministerio de Industria, de acuerdo con la normativa vigente. 

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar una ebike?

  • Tipo de batería y autonomía
  • Dónde se encuentra el motor: en el eje o en la rueda, ya que dependiendo de si escogemos una opción u otra nos proporcionará una sensación y eficiencia diferente. 
  • Qué uso le vamos a dar.

Ventajas de tener una bici eléctrica

  • Beneficios para el medio ambiente. Muchas personas utilizan el coche o la moto para ir al trabajo. Algunos el autobús. Pero sin duda, la bici eléctrica es el medio de transporte idóneo: tecnologías y reducción de emisiones. La combinación ideal para frenar la contaminación.
  • Cuestas. ¿A quién no le gusta bajar por una cuesta a toda velocidad y sentir el viento en la cara? Pero el éxtasis de la velocidad desaparece cuando nos toca subir. Todo lo que se baja, se tiene que subir. Pero con lo motores eléctricos las cuestas son menos cuestas.
  • Se hace deporte. Y quien te diga lo contrario miente. Con las bicis eléctricas eres tu el quien pedalea y el que elige cuando quieres que el motor eléctrico te ayude o no.
  • Una forma alternativa de desplazarte. La bici eléctrica es perfecta para desplazamientos cortos. De unos 10 km. Haces el trayecto de forma rápida y sin sudar demasiado. Además haces deporte y disfrutas de la brisa.
  • Cansa menos. La asistencia eléctrica hace que nuestros músculos no tengan que esforzarse más de la cuenta, y la carga en rodillas y ligamentos sea menor.
  • Los ritmos se igualan. Si lo que os gusta es salir en grupo con la bici y dar largos paseos disfrutando del paisaje, pero cada uno va a un ritmo, la bici eléctrica es ideal para estas ocasiones. Las desigualdades físicas se suplen con mecánica.
  • Asequibles. Su precio es asequible y en comparación con un vehículo, el mantenimiento es mínimo, a la vez que sencillo e incluso a veces divertido.

ebike - bici eléctrica - cicle natura - tienda de bicis en gandia

EBIKE